TEDxRíodelaPlata 2020

La pobreza y la matrix del veo-veo

Nacho Levy Comunicador

Ver charla completa
Detrás de las ideas 07/11/2020

La pobreza y la matrix del veo-veo

Reviví, profundizá y compartí la charla.

Mano a mano con Nacho

Profundizá sobre el tema a través de esta entrevista.

“Tiene que haber una ventana en algún lugar del muro”

Los derrotados pueden dar pena, ternura, rating, miedo pero, ¿una charla? No, ridículo. Mis vecinos, mis compañeras, no tienen tanta suerte. Son invisibles todavía. Y yo no quiero ser el blanco de ninguna hipocresía, desde hace 16 años, desde que fundamos un movimiento de base para que los hombres blancos aprendiéramos a perder lugar entre tantas mujeres negras que nos enseñan a compartirlo. No desde las villas para el mercado. No desde las villas para el público. No desde las villas para la tesis. Desde las villas hasta la victoria. Voy a hacer una infidencia. Vengo de jugar al Veo, veo y me tocó perder. Ojo, no contra cualquiera. Perdí contra mi hija que objetivamente juega bien. Y no es ninguna pendeja, ¡ya tiene 4 años! Ahora, fíjense qué viva la tipa. Aprovechando que no vemos a las villas, que no vemos a las indígenas, que no vemos a los presos, le pregunté: “¿De qué color?”. Y me dijo: “Negro”. Y yo, que como buen blanco no me gusta perder a nada, busqué hasta la última pelusa, pero a todo decía que no. “Me estás choreando”, le dije. “¿Te rendís?”, me preguntó. “Ni en pedo”. Y compadeciéndose de mi colorida ceguera me pegó el tiro de gracia. “Esto es papi, ¿ves? Cuando cerrás los ojos, ese negro, ¿entendés?”. Muchas veces por minuto esa cortina negra se desenrolla con cada parpadeo, pero yo no la veía. Tuvo que venir una nena a mostrármela. Así que ya podés cerrar bien los ojos. Ahí están las villas, las cárceles y las etnias como siempre nos las mostraron: oscuras, sin rostros, sin alma. ¡¿Cómo no vas a temerles?! ¡¿Cómo vas a querer abrir una ventana?! Bueno, abrila porque nos ahogamos.

La pobreza y la matrix del veo-veo
La pobreza y la matrix del veo-veo

Y no pienses en el barrio Zavaleta, pensá en tu barrio. Y no pienses en mi ahijado, pensá en el tuyo. ¿Lo ves? Miralo temblar bajo la mesa, dentro de su casa, entre 105 detonaciones con balas de plomo, con armas de fuego y haciéndose pis. Y llorando. Hasta que no llora más. Tu comadre corre a levantarlo pero ya está dormido en un charco de sangre. Lo levanta y corre con todos los pies del barrio, porque hace cinco décadas que no entran las ambulancias. Llorás y llegás. Pero no llegás. Ya no tenés ahijado. Y justicia, tampoco. Tenés una charla. Cuando las balas o los chaparrones atraviesan la chapa porque no le pudiste poner ceresita y la lluvia musicaliza los charcos de mierda que brotan porque las cloacas están tapadas por abajo y tu beba está destapada por arriba. Quizá por eso grita Mabel, mi vecina, que grita y llora cada vez que llueve. Hace 57 años que llora. ¡Mirá si no será parte del universo, Mabel! Ah, lloran, pero los villeros no quieren irse de sus casas. ¿Y ustedes sí? ¿Ustedes quieren irse de sus barrios, de sus plazas, de los recuerdos que anidan ahí? Las villeras y los villeros que conozco quieren irse de la villa, lo que no quieren es mudarse. Yo tampoco me quiero ir de Zavaleta, porque ahí aprendí todo lo poco que sé. Pero tiene que haber una ventana en algún lugar del muro lleno de falsas ventanas como un celular o una compu. Y cuidado, porque los medios no son una ventana. No hay pobres en los medios. No hay pobres en la Justicia ni en el Parlamento y tampoco en la coordinación de estas charlas. ¿Dónde están los guachos, dónde se esconden? Estamos monocromáticamente jodidos. Nos toca alumbrar una normalidad mejor. 

Otra pandemia afecta a la humanidad

Mi amigo Fidel tenía 9 años cuando nació el movimiento La Poderosa. Era el arquero del equipo de fútbol que transformó el potrero en asamblea. El otro día, se acercó llorando y me dijo: “Tengo más muertos que años. 25 años, 27 amigos muertos”. Todos víctimas del enemigo invisible que todavía no cobra visibilidad: la pandemia de la desigualdad.

Seguí profundizando el tema con los siguientes contenidos

Podcast

Escuchá los audios y ampliá la conversación.

00:00

La cultura villera

00:00

Con mi charla

00:00

Me gustaría escuchar a…

Seguí explorando

No te pierdas estas recomendaciones.

La realidad de los barrios populares

La realidad de los barrios populares

Nacho Levy y Daniela Mérida dieron una conferencia ante el Parlamento Europeo, en Madrid, España, en mayo de 2018, para contar cómo es la realidad de los barrios populares de América Latina.

Ver más
La Poderosa en la ONU

La Poderosa en la ONU

La Poderosa

En una presentación, la organización denuncia 10 casos de torturas y violencia institucional contra menores de edad, relevados por el Control Popular a las Fuerzas de Seguridad, ante el Comité por los Derechos del Niño en Ginebra. 2017.

 

 

 

Ver más
“Ni un pibe menos”,

“Ni un pibe menos”,

dirigida por Antonio Manco, 2017.

Este documental de La Poderosa retrata el asesinato de Kevin Molina, un niño de 9 años, ocurrido en 2013. Denuncia cómo Daniel Andrés Stofd, el principal responsable, fue condenado en 2019  con una pena de ¡$12.500!

Ver más
La garganta, el libro

La garganta, el libro

La Poderosa

Presentación del libro que reivindica la cultura villera y pone en evidencia la estigmatización e invisibilización en los medios de comunicación.

 

 

 

Ver más
Nacho Levy
Papá, educador popular, comunicador y militante del movimiento La Poderosa, que nuclea 114 asambleas de base en América Latina, impulsando cooperativas autogestivas y diversas estrategias para la inclusión, el desarrollo y la promoción de los Derechos Humanos. Asambleísta de la Villa Zavaleta, también edita la revista La Garganta Poderosa y coordina el área "Poder, Comunicación y Territorio" del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, Clacso.
Compartir universo