El espejismo de Dios

timer 1min.

Vengo de una familia progresista de izquierda y fui criado ateo. Pero el progresismo, bajo la idea de los “hemisferios no interferentes” de Jay Gould, se equivocó al no enfrentar a la religión clara y abiertamente, señalando que son creencias que, si consideradas seriamente, son delirantes. Este libro es una vela en la oscuridad en tiempo de adulación papal.