Juan Curuchet Sueños

Acerca de esta charla
Te puede interesar

Autor/a

Juan Curuchet
A los 43 años, cerró con la única medalla que le faltaba; la dorada conseguida en unos Juegos Olímpicos, después de su sexta participación en esa competencia internacional. Bañada en lágrimas, esa presea lograda en el imponente Velódromo de Laoshan, durante los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, fue una coronación al esfuerzo y al sacrificio de 28 temporadas arriba de una bicicleta. Y un premio gigantesco al tesón y a la garra. Este marplatense, en definitiva, consiguió lo que pocos atletas: subir a lo más alto en el podio del trabajo, la dedicación, y la pasión, motores indispensables para que un deportista llegue al Olimpo. Ver más

Te puede interesar

También, te recomendamos arrow_forward

Juan Curuchet Sueños