Marcelo Rubinstein ¿Por qué no podemos parar de comer?

Acerca de esta charla
Te puede interesar

Acerca de esta charla

Hace 20 años dirige un grupo muy activo de investigación en el INGEBI concentrado en entender cómo funcionan genes y circuitos cerebrales que regulan el apetito y la motivación desde una perspectiva genética, evolutiva y conductual basada en el estudio de ratones transgénicos y mutantes que ellos mismos producen. Los resultados de estas líneas de investigación aportaron piezas claves para entender el funcionamiento normal de las conductas apetitivas y cómo algunos déficits de origen genético llevan a disfunciones neuronales que disparan conductas impulsivas o compulsivas que pueden derivar en adicción a drogas de abuso y obesidad.

Autor/a

Marcelo Rubinstein
Es Investigador Superior del CONICET en el Instituto en Investigaciones en Ingeniería Genética y Biología Molecular (INGEBI) y Profesor Adjunto en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires. Estudió Química Biológica en la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA. Realizó su doctorado en farmacología de receptores de dopamina en el cerebro de ratas y ratones. Realizó un postdoctorado en Estados Unidos durante el boom de la biología molecular donde se especializó en la generación de ratones modificados genéticamente para el estudio de genes humanos en el cerebro. Hace 20 años dirige un grupo muy activo de investigación en el INGEBI concentrado en entender cómo funcionan genes y circuitos cerebrales que regulan el apetito y la motivación desde una perspectiva genética, evolutiva y conductual basada en el estudio de ratones transgénicos y mutantes que ellos mismos producen. Los resultados de estas líneas de investigación aportaron piezas claves para entender el funcionamiento normal de las conductas apetitivas y cómo algunos déficits de origen genético llevan a disfunciones neuronales que disparan conductas impulsivas o compulsivas que pueden derivar en adicción a drogas de abuso y obesidad. Ver más

Te puede interesar

También, te recomendamos arrow_forward

Marcelo Rubinstein ¿Por qué no podemos parar de comer?